10 SEMANAS

Tu bebé ya tiene el tamaño de una nuez o un kumquat, y ya no se considera un "embrión". Ahora ha entrado en lo que los médicos llaman el "periodo fetal". La parte más difícil, que era crear todos los órganos básicos, ya ha finalizado. En este nuevo periodo los órganos de tu bebé van a empezar a crecer y a madurar mucho más rápidamente, igual que su cuerpo. Durante las tres próximas semanas va a duplicar su longitud.

La cabecita está ahora un poco más proporcionada con el cuerpo y cada día que pasa aparecen nuevos detalles: unas uñitas chiquitas, chiquitas, dedos completamente separados e incluso un poquito de vello. Tiene los brazos doblados por el codo y las manos sobre el corazón. Las piernitas están ya dando patadas y, mientras tanto, traga líquido amniótico sin parar.