13 SEMANAS

Si pudieras tener a tu bebé en la palma de la mano tendría el tamaño de un limón verde. Ahora mide más o menos 2 pulgadas (5 centímetros) y pesa 1/2 onza (unos 14 gramos). Aunque es todavía muy chiquito, es un bebé completo. Los ojitos y las orejas están ya colocados donde los tendrá, igual que casi todos sus órganos. Sus intestinos, que han crecido tan deprisa que se le salen un poco por el cordón umbilical, empezarán a moverse adentro de la cavidad abdominal. Mientras tanto, sus células nerviosas se están multiplicando muy deprisa y se están formando sinapsis (conexiones) en su cerebro.

Además, ya tiene algunos reflejos. Por ejemplo, si tocas tu vientre aquí y allá, reaccionará moviéndose, aunque tú todavía no lo puedes notar. También tiene otro reflejo muy importante para cuando nazca: el reflejo de chupar, que le ayudará a alimentarse.