29 SEMANAS

¡Tu bebé está creciendo muy rápido! Tiene el tamaño de una calabaza pequeña, pesa alrededor de media libra más de lo que pesaba la semana pasada (en total, unas 2,5 libras o 1,133 kilos). Además, mide 15 pulgadas (38 centímetros) desde la cabecita hasta los talones. Los músculos y pulmones siguen desarrollándose y la cabecita está creciendo para acomodar el cerebro, que cada día está más grande. Como está creciendo tanto, ahora es cuando más nutrición necesita.

Para que tanto tu bebito como tú estén bien alimentados, necesitas tomar suficientes proteínas, vitamina C, ácido fólico, hierro y calcio. Cada día se depositan en su esqueleto unos 200 miligramos de calcio, que van endureciendo sus huesitos.