35 SEMANAS

¡Tu bebito se está poniendo grande! Como un melón verde. Ya pesa un poco más de 5 libras (unos 2,3 kilos, como un paquete grande de azúcar) y mide más de 18 pulgadas (46 cm) desde la cabeza hasta los talones. Todavía sigue todo acurrucadito dentro de ti y está ya un poco apretado en el útero. Ya no flota como antes y no da los saltos que daba. Pero el que tenga menos espacio no significa que se mueva menos: tu bebé debe seguir dando pataditas con la misma frecuencia que lo hacía antes. Si notas que se mueve menos, debes llamar a tu doctor.

Sus riñones están ahora completamente desarrollados y el hígado también está comenzando a funcionar. La mayoría de su desarrollo físico básico está ya completo. En las próximas semanas se dedicará a aumentar de peso.