6 SEMANAS

Las células siguen dividiéndose sin parar y se empieza a parecer más a un bebé. Ahora tiene el tamaño de una lenteja.

Si pudieras verlo te darías cuenta de que tiene una cabeza muy grande en comparación con el cuerpo, y que ya hay manchas oscuras donde luego tendrá la nariz y los ojitos y huecos donde luego tendrá las orejas. Las piernitas y brazos por el momento no sobresalen mucho. Todavía no se distinguen bien los deditos, pero pronto se verán. El cuello también empieza a marcarse y, aunque parezca increíble, la lengua y las cuerdas vocales ya están desarrollándose. Tanto los intestinos como los pulmones también están empezando a formarse, así como las fibras de los músculos. Y a mediados de esta semana, ¡empezará a mover las piernas y los brazos!. Pero...ten un poco de paciencia porque todavía habrá que esperar varias semanas hasta que puedas sentir sus pataditas. Aún es muy pequeño.